Lo que de verdad importa

voluntariado enseñanza panamá

Hola, soy Cristina Esteban y tengo 24 años.  Siempre había querido hacer un voluntariado pero por las circunstancias no había sido posible hasta este año, en el que pude viajar hasta Panamá para colaborar en el programa de voluntariado en enseñanza con niños con necesidades educativas especiales.  

Sólo decir que fue una experiencia maravillosa, pues si bien es cierto fui con la intención de ayudarlos y enseñarlos, lo cierto es que fueron ellos los que en realidad me enseñaron a mí, sobre todo a valorar lo que de verdad merece la pena; porque esos niños son el mejor ejemplo de que no es más rico el que más tiene sino el que menos necesita y de que la felicidad está en las pequeñas cosas.

Me costó mucho volver a mi rutina y acostumbrarme a estar sin mis pequeños maestros a los que espero volver a ver pronto.
Así que si os estáis pensando si aventuraros en algo así rotundamente os diría que ni lo dudéis porque no es lo mismo vivirlo una vez que te lo cuenten mil veces.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top