Voluntariado en Nepal

“Nepal se viene por las montañas, pero se vuelve por su gente”. Es difícil no enamorarse de este país.