Tienes que ir… ¿A dónde?

Soy Sara, tengo 34 años y soy de Madrid. Decidí hacer un voluntariado con tortugas marinas, porque quería probar algo nuevo. Soy enfermera y quería salir un poquito de lo que hacía yo habitualmente.

Mi experiencia con los niños ha sido única. Ha sido la primera vez que hago un voluntariado y me he dado cuenta lo mucho que he recibido, el cariño de los niños y los maestros.

Es una experiencia que no la puedes vivir en otro sitio.

Sobre las tortugas, es un experiencia que nunca había tenido y he podido aprender mucho sobre ellas, la importancia del porque cuidarlas y hacer esto.

Para mi ha sido única y enriquecedora esta experiencia, ya que no había trabajado con niños y con tortugas, además me ha sorprendido mucho.

He tenido la oportunidad con este voluntariado con tortugas marinas, aparte de estar en este precioso pueblo de visitar algunas zonas como bocas del Toro y Coiba.

Me llevo el cariño de los niños de la escuela, y el cariño de la gente de aquí. Es increíble lo que pueden llegar a dar estas personas con lo poco que tienen.

Recomendaría este voluntariado, porque puedes compartir con los niños, tienes acceso a la naturaleza y porque es una experiencia que no te la puedes encontrar tan fácilmente fuera de tu lugar. 

La verdad que es maravilloso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top